¡Solo por tiempo limitado! Descubre cómo conseguirlo aquí

Dragones de Komodo

La instalación de dragones de Komodo es un espacio dedicado exclusivamente al cuidado y cría de esta especie viva de lagarto gigante clasificada en peligro vulnerable de extinción, según la lista roja de la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza (UICN). La presencia de los dos ejemplares se enmarca dentro del programa internacional de conservación y cría (EEP) que se lleva a cabo en diferentes zoos europeos. En esta instalación, los visitantes podrán conocer a la pareja de dragones de Komodo de Faunia.

Esta área dispone de todas las comodidades para hacer vida dentro y fuera de las instalaciones a través de dos espacios interiores comunicados entre sí y una zona exterior común ajardinada con luz solar directa para los días soleados. El dormitorio principal de la guardería recrea el hábitat de Komodo bajo unas condiciones constantes de temperatura, entre 23 y 27 ºC, y un sistema de nebulización automático con lluvias de humedad que les permiten disfrutar de refrescantes baños de 3 minutos de duración, hasta 10 veces al día. A través de este recorrido, el público podrá observarles y conocer de cerca este magnífico lagarto que despierta gran admiración por su tamaño y carácter en los parques zoológicos del mundo que cuentan con esta especie.

Guardería de dragones Faunia
El Nido Faunia

El origen del dragón de Komodo, también conocido como monstruo o varano de Komodo, se atribuye a una población de grandes lagartos varánidos que habitaron en Indonesia y Australia y desaparecieron al final del Pleistoceno, de ahí sus antepasados prehistóricos. Estos superdepredadores carnívoros están dotados de 60 potentes dientes, una lengua amarilla y larga y una mordedura mortífera que les permite dar caza a invertebrados, aves y mamíferos con emboscadas. Por ello, son considerados uno de los lagartos más inteligentes, agresivos y con una velocidad sorprendente que puede alcanzar los 20 km/hora. Además de ser excelentes trepadores, son capaces de bucear a una profundidad superior a los 4 metros.

Se estima que existen unos 5.000 ejemplares en estado salvaje concentrados en las islas indonesias de Komodo, Flores y Rinca. Para contribuir a su conservación, en 1980 se fundó el Parque Nacional de Komodo. En cautividad, gracias a los programas de conservación y cría se ha logrado que su cifra aumente considerablemente en las últimas décadas.

Nuestra App
El parque en tus manos con nuestra app

El parque en tus manos con nuestra app

Tu entrada online desde

32,95€

16,90€