Usted está aquí

  • Pingüino adelia. Imagen de WWF.
Martes, Noviembre 7, 2017 - 14:55

Desde Faunia nos hacemos eco de una triste noticia difundida por WWF sobre la situación crítica que experimenta el pingüino adelia, tras la muerte en masa de crías de una colonia compuesta por 36.000 ejemplares, a principios de este año.

Según WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza, por sus siglas en inglés), tan sólo dos han sido los polluelos que han logrado sobrevivir a la última temporada de reproducción y cría en esta colonia de pingüinos adelia (Pygoscelis adeliae). Las muertes del resto de crías se han relacionado con capas de hielo que se extendieron de forma inusual a finales del verano en su hábitat. Esto obligó a los pingüinos adultos a recorrer mayores distancias para llegar a la orilla y buscar comida para sus crías. Esta especie se alimenta principalmente de krill (similar al camarón) que encuentra cerca de la zona en la que habita, en la Antártida Oriental. Con el aumento de la distancia a recorrer por parte de los adultos, también creció el tiempo de espera de las crías, lo que provocó que estas murieran de hambre.

Hace 4 años, esta misma colonia sufrió además la pérdida de toda su camada por las insólitas y extremas condiciones meteorológicas que azotaron la región con gran dureza. Por ello, WWF ha solicitado la creación de un área marina protegida en la Antártida Oriental a la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR, en inglés), que celebró hace unos días su última cumbre.

Según el jefe de los programas polares de WWF, Rob Downie, es necesario que la CCAMLR actúe con rapidez, para impedir que esta área se exponga a la pesca de krill. Esto reduciría considerablemente el alimento del que disponen los pingüinos adelia y sería nefasto para esta colonia, que intenta aún recuperarse de dos catastróficos fracasos reproductivos.

La propuesta para la creación de un área marina protegida en la Antártida Oriental, liderada por Australia, Francia y la Unión Europea, se encuentra sobre la mesa desde hace ocho años sin que se llegue a un acuerdo.

Desde Faunia esperamos que pronto esta iniciativa se lleve a cabo y se favorezca la protección del pingüino adelia.

 

Fuente de la información: Agencia EFE.

Imagen: WWF.