Usted está aquí

  • Brinzal promueve el cuidado de las aves
Miércoles, Marzo 13, 2019 - 13:38

En anteriores consejos de Brinzal, os hemos ido dando algunas ideas para mejorar la vida de las aves de vuestro entorno (comederos, cómo actuar cuando encuentras un ave herida, etc.). En éste, sin embargo, queremos tratar algunos problemas que afectan a las aves a mayor escala y que son comunes a la gran mayoría de las especies, independientemente de la zona del mundo en la que vivan.

Se trata en algún caso de problemas ya muy conocidos, pues son numerosas las noticias que a diario circulan sobre ellos como es el cambio climático o la acumulación de plásticos en nuestros océanos. Pero hay otros menos difundidos pero igualmente graves y que, sin ir más lejos, en nuestro país están provocando la drástica disminución e incluso la desaparición de muchas especies.

Es el caso de la intensificación agrícola, en la que con el fin de aumentar la producción, se utilizan pesticidas, herbicidas y desaparecen las zonas de vegetación natural entre cultivos. Esto ha llevado a la desaparición de las presas (micromamíferos e insectos) de las que dependen las aves ligadas a medios agrícolas y por tanto, al rápido declive de sus poblaciones. La lechuza común, el sisón, el aguilucho cenizo o el mochuelo, son sólo unos pocos ejemplos de especies gravemente afectadas por los usos agrícolas intensivos.

¿Qué podemos hacer nosotros frente a estos grandes problemas? 

Desde nuestro papel de consumidores, tenemos el poder de elegir qué tipo de productos adquirimos para reducir el impacto que provocamos en el medio ambiente. Podemos escoger productos alimentos cultivados de forma ecológica o aquellos procedentes de productores que favorecen la biodiversidad en sus cultivos. También podemos buscar productos de cercanía, fomentando de este modo la economía local y disminuyendo nuestra huella de carbono, ya que reduciendo el recorrido del producto desde su origen hasta nosotros se genera menos contaminación. Y, por supuesto, podemos evitar los plásticos de un solo uso y el exceso de embalaje.

Pequeños cambios en nuestros hábitos diarios son un gran avance hacia una vida más saludable y, además, estaremos participando activamente en la conservación de nuestro planeta y del resto de especies que en él habitan.

Brinzal, Centro de Recuperación de Rapaces nocturnas (en colaboración con Fundación Parques Reunidos, Zoo Aquarium de Madrid y Faunia)

Más información: https://brinzal.org/

Imagen: Javier Alonso / Paco Jañez